Coordinadora de Enfermería

Coordinadora de Enfermería
Yessenia y la Lic. Ericka

jueves, 16 de diciembre de 2010

AMENAZA DE PARTO PRETÉRMINO

AMENAZA DE PARTO PRETÉRMINO

Es el cuadro caracterizado por la presencia de contracciones uterinas con frecuencia e intensidad superiores a los patrones normales para cada edad gestacional, capaces de ocasionar  modificaciones cervicales.
Actividad uterina regular (2 contracciones en 10 minutos), evidente, acompañado de modificaciones cervicales que incluyen un borramiento menor del 80% con dilatación menor de 2 cms que ocurre después de la semana 22 y antes de haber completado la semana 37 de gestación.

El parto prematuro puede ocurrirle a cualquier mujer. Sólo aproximadamente la mitad de las mujeres que tienen un parto prematuro pertenece a un grupo de riesgo conocido. Los bebés prematuros tienen un riesgo mayor de necesitar hospitalización, tener problemas de salud a largo plazo y morir, comparado con los bebés nacidos a término.
El parto prematuro a veces puede impedirse con una combinación de medicamentos y reposo. Cada vez es más frecuente poder demorar el parto lo suficiente para transportar a la mujer a un hospital equipado con una unidad de cuidados intensivos neonatales (NUCI, por sus siglas en inglés) y administrarle un medicamento que acelera el desarrollo de los pulmones del bebé.

Siempre se ha dicho que la mejor incubadora es el útero materno, por eso cuanto más tiempo pueda permanecer el bebé en el útero, mejor pronóstico tendrá el bebé. Lo mejor terapia para el parto prematuro es prevenirlo.



ETIOLOGIA:

En la actualidad se acepta que el parto prematuro es multifactorial, ocurre porque sé reúnen una serie de factores desencadenantes.
Muchas veces es imposible llegar a saber exactamente cuál es el motivo para el desencadenamiento del parto prematuramente o se produzca una rotura prematura de bolsa, pero sí se conocen algunas causas que pueden predisponer al parto prematuro que pueden evitarse. A continuación hablaremos de cada una de ellas:
• Enfermedades maternas.- Las enefermedades de origen materno son las más frecuentes y se pueden citar infecciones de las vías urinarias, enfermedades renales, cardíacas, diabetes, anemias severas y alteraciones tiroideas no tratadas.
• Enfermedades propias del embarazo.- La preeclampsia o una diabetes asociada al embarazo (diabetes gestacional), pueden llevar a que el parto deba ser provocado en forma prematura, para mejorar el pronóstico de la mamá y del bebé, que de permanecer dentro del útero, corre riesgos mayores que la misma prematurez.
• Factores uterinos.- Las causas propiamente uterinas pueden ser miomas uterinos, cuello uterino incompetente, mala implantación de la placenta, malformaciones del útero y útero bicorne también pueden ser factores importantes.
• Factores emocionales.- También la ansiedad y la tensión materna pueden predisponer un parto prematuro.
• Edad materna.- La edad materna tiene relación, por debajo de los 16 años o por encima de los 35 años hay una mayor incidencia de partos prematuros.
• Factores fetales.- Las causas fetales pueden corresponder a embarazos múltiples, malformaciones cardíacas, cromosómicas, infecciones intrauterinas como la provocada por citomegalovirus o rubéola.
• Factores sociales.- También por factores sociales aumenta la aparición del parto prematuro, bajo nivel socio-económico, malnutrición materna, exceso de actividad física son algunos de estos factores.
• Hábitos tóxicos maternos.- Los hábitos tóxicos maternos también aumentan los riesgos, como el tabaquismoalcoholismo y el uso de drogas que se asocian a prematurez y también con bebés de peso inferior al adecuado (retraso en el crecimiento intrauterino).

FISIOLOGÍA:

La corioamnionitis es la entidad responsable del 20 al 30% de todos los trabajos de parto pretérmino.   El mecanismo no está bien elucidado pero se sugiere que el factor modulador de crecimiento es alterado por la presencia de bacterias en la decidua, lo que permite que el factor de necrosis tumoral alfa y las interleuquinas se expresen al activarse el macrófago desencadenando el mecanismo de rechazo al romperse el equilibrio inmuno modulador.  Este mecanismo va acompañado por liberación de prostaglandinas las cuales a su vez van a madurar el cuello uterino al estimular la actividad de la colagenasa.

SIGNOS Y SÍNTOMAS:

·  Pérdida de fluido por la vagina (fluido acuoso, sanguinolento o mucoso).
·  Contracciones uterinas regulares (10 minutos o con más frecuencia).
·  Calambres abdominales con o sin diarrea.
·  Dolor en la parte baja de la espalda.
·  Presión abdominal en la pelvis.
·  Dolores tipo menstrual por encima del pubis.
·  Hemorragia vaginal.
·  La sensación de que su bebé está empujando hacia abajo. A esto se le llama presión pélvica.
·  Dolor en la zona lumbar, especialmente si no lo has tenido
·  Puntadas o sensación de vacío en la zona vaginal profunda
·  Rotura de la bolsa de aguas
·  Spotting o hemorragia vaginal
El ginecólogo comprueba si se han producido cambios en el cuello del útero como el borramiento o la dilatación y realiza una ecografía para observar el feto. También se hace un registro del latido cardíaco del feto y de las contracciones uterinas de la madre.

DIAGNOSTICO

Historia clínica, Monitoria fetal o examen físico que evidencie actividad uterina, Examen ginecológico que confirme cambios cervicales, Ecografía obstétrica que confirme edad gestacional y cervicometría con índice <2.5 cm.

CUIDADOS DE ENFERMERIA:

ü  Reposo relativo o absoluto.
ü  Controlar dinámica uterina y pérdidas.
ü  Contención psicológica.
ü  Prevenir infecciones (RPM).
ü  Administración de la medicación:
ü  Útero inhibidores, orales o endovenosos
ü  Maduración pulmonar (hasta la semana 34).

Conducta ante la amenaza de parto pretérmino.

ü  Indicaciones del tratamiento de la amenaza de parto pretérmino:
§  Que se sospeche que el feto no tenga madurez pulmonar.
§  Que el feto este sano.
§  Que haya posibilidades de éxito.
§  Que no existan contraindicaciones médicas ni obstétricas:
Fetales: muerte intrauterina, malformación fetal grave e incompatible con la vida y trisomías 13 y 18, deterioro del grado de bienestar fetal, maduración pulmonar suficiente.
Obstétricas:
·  Absolutas: preeclampsia grave-eclampsia, abruptio placentae, corioamnionitis, placenta previa con hemorragia, trabajo de parto avanzado.
·  Relativas: rotura prematura de membranas, infección  urinaria no tratada.
·  Maternas: afección médica que contraindique la prolongación del embarazo (hipertiroidismo, hipertensión arterial (HTA) crónica, enfermedad real crónica,...). Contraindicación de cada fármaco.

Prevención del parto pretérmino:

Identificación de la población de riesgo:

  ü Para esto es necesaria la consulta prenatal en la que hay que valorar:
  ü Índice de prematuridad- Gonig y Liggins (cuadro 9-18 pág. 344).
  ü Exploración cervical: lo normal en nulíparas antes de la semana 34 es un cuello posterior y cerrado, con longitud mínima de 2 centímetros y consistencia dura, si no presenta esto hay peligro de parto prematuro.
  ü La exploración se debe realizar por: tacto vaginal, ecografía transvaginal (cuando se realiza entre las semanas 12 y 36 de amenorrea, aquí encontramos longitud inferior a 3 centímetros, dilatación cervical, adelgazamiento del 1/3 inferior uterino y prominencia de membranas en el canal endocervical, esto indica un aumento de riesgo de parto pretérmino.
  ü Fibronectina fetal en mujeres con amenaza de parto entre semana 24 y 34 es un marcador predictivo bioquímico de parto pretérmino.

Tratamiento preventivo del Parto Pretérmino:

  ü  Corregir los factores relacionados con la etiología que produce el parto pretérmino.
  ü  Disminuir el ejercicio físico, incluso reposo.
  ü  Modificar condiciones de trabajo.
  ü  Eliminar tabaco, alcohol, drogas.
  ü  Alimentación adecuada.
  ü  Algunas veces también tratamiento quirúrgico, por ejemplo cerclaje cervical en mujeres que tengan una insuficiencia ístmico-cervical.
  ü  Tratamiento de las distintas infecciones (vaginales, cervicales, urinarias).








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada